PAMPLONA: DE PINCHOS Y SANFERMINES

PAMPLONA: DE PINCHOS Y SANFERMINES

CUNA DE LA FIESTA DE SAN FERMÍN, LOS MEJORES PINCHOS DE PAMPLONA NO SON LOS DE LOS TOROS, SINO LOS DE LOS BARES

 

 

Navarra es una tierra de transición y en sus dominios conviven cuatro climas diferentes. Esto incide sin remedio en la configuración de sus paisajes y en los grandes contrastes de su geografía.

 

 

Por un lado, cumbres y verdes valles del Pirineo, por otro, el desierto de las Bardenas y entre ambos, suaves colinas, viñedos y cultivos. Esta diversidad, es un regalo que le ha dado la naturaleza.

 

 

Fundada por los romanos, Pamplona es la capital del Reyno y primera ciudad que atraviesa el Camino de Santiago. Como dice el vals, Pamplona es mundialmente conocida por las fiestas de San Fermín, “…que son en el mundo entero, unas fiestas sin igual”.

 

PAÑUELOS ROJOS DE LAS FIESTAS DE SAN FERMÍN, EN PAMPLONA.

 

Miles de personas acuden cada año para vivir el riesgo y la emoción de sus populares encierros, inmortalizados para siempre por Ernest Hemingway en su novela Fiesta. Durante nueve días, vestidos con el traje blanco y rojo típico, pamploneses y visitantes se dejan llevar por el espíritu festivo que invade las calles de forma constante.

 

 

San Fermín comienza el 6 de julio, a las 12 de la mañana. A esa hora se lanza desde el balcón del Ayuntamiento el chupinazo, el cohete que indica el inicio oficial de las fiestas, provocando el estallido de júbilo de la muchedumbre reunida en la plaza.

 

UN JOVEN REACCIONA MIENTRAS LE ROCÍAN CON AGUA DURANTE EL CHUPINAZO

SI USTED REALMENTE QUIERE CONOCER AL PUEBLO DEL REYNO DE NAVARRA Y ENTENDER LO QUÉ SIGNIFICA SAN FERMÍN, NO PUEDE DEJAR DE VER ESTE VIDEO DE 3.04 MINUTOS. NUNCA VOLVERÁ A PENSAR LO QUE PENSABA ANTES DE VERLO. LE DOY MI PALABRA.

 

 

Aunque, a pesar de todo yo supongo, amables lectores, que si ustedes han llegado hasta Pamplona, en medio de los calores del julio ibérico, no habrá sido para correr delante de los toros.

 

 

Imagino que será para sentarse detrás de la barra de los bares y tabernas, en donde se sirven los mejores pinchos de Navarra. El término pincho viene del verbo pinchar y es que, tradicionalmente, estos pequeños manjares estaban insertados en un palillo –y acompañados por un trozo de pan- o se comían con ellos.

 

 

Pamplona cocina todos los aromas de Navarra, desde las verduras de la huerta del Ebro, hasta los guisos de la montaña. Y en su versión más tradicional o en la más innovadora, porque tienes restaurantes para todos los gustos y bolsillos. Y además, como productos específicos de la Cuenca, están el cordero asado, el relleno y la chistorra, una variedad autóctona de embutido fresco que se puede comprar en mercados y tiendas gourmet.

 

 

SAN FERMÍN EN UNA FOTO

Por más repetida, vulgar, anacrónica, y todos los adjetivos que usted amable y comprensivo lector, quiera ponerle a esta frase, no puedo dejar de usarla. Para que voy a escribir acerca de San Fermín y lo que representa para Pamplona, si una imagen vale más que mil palabras.

 

UNA CALLE DE PAMPLONA DURANTE UN ENCIERRO DE SAN FERMÍN EL AÑO 2013. PEDRO ARMESTRE.  PREMIOS ORTEGA Y GASSET DE PERIODISMO GRÁFICO. LA FOTOGRAFÍA, QUE CAPTA UN INSTANTE DE UNO DE LOS ENCIERROS, HA SIDO CALIFICADA POR EL JURADO COMO UNA IMAGEN “DE GRAN CALIDAD, DE MUCHA BELLEZA, VÍVIDA, QUE TRANSMITE CON EMOCIÓN TODO LO QUE ESTÁ PASANDO Y, ADEMÁS, REFLEJA DE FORMA INÉDITA LA FIESTA DE LOS SANFERMINES”.

 

IR DE PINCHOS POR PAMPLONA

 

 

Pamplona emana gastronomía en cada rincón y buena muestra de ello son las barras de sus bares. Tanto si uno prueba los tradicionales y venerados pinchos  (pintxos)  de chistorra, fritos de gamba, pimiento o huevo, como si se decanta por la cocina en miniatura con toques creativos, usted amable lector, va a empezar a salivar con un simple vistazo a la barra.

 

 

Martes, son las diez de la mañana. Dos compañeras de trabajo bajan a almorzar. Tras tomar un café, un pincho de tortilla y una pulga de jamón, los quehaceres se retoman con otra energía.

 

 

Viernes a las siete de la tarde. Un grupo de amigos se relaja y conversa animadamente mientras recorren “su ruta de fritos” acompañados de vinos de la tierra .Tradición de la pandilla.

 

 

Domingo por la mañana. En las terrazas de la Plaza del Castillo familias, parejas y grupos varios con raciones de rabas, croquetas y pulpo sobre las mesas, y las calles San Nicolás, Mercaderes y Estafeta ya tienen un ambiente que invita a compartirlo.

 

 

Se ven pinchos de foie, hojaldres, crujientes, delicias de alta cocina con presentaciones de lo más bonitas, que vaya uno a saber cómo se llaman.

 

 

Así es en Navarra, y sobre todo en Pamplona, donde salir de tapas es sagrado y se practica a cualquier hora. Sin formalismos y sin alargar demasiado las paradas, que lo bueno está en buscar un nuevo bocado en el siguiente local.

 

 

Las calles típicas por las que salir de pinchos son la mítica Estafeta, San Nicolás, la Plaza del Castillo y las calles circundantes. Aunque en los barrios aledaños también se pueden encontrar zonas o bares en los que la oferta de pinchos está presente.

 

PINCHOS TRADICIONALES VERSUS PINCHOS INNOVADORES

No hay por qué enfrentarlos pues cada uno tiene lo suyo.

En los tradicionales participas de los sabores de toda la vida y son una apuesta, rica y segura.

En los innovadores, gozas de la vista, las texturas, los matices y un conjunto de cualidades que los hacen irresistibles.

Primero una ronda de pinchos clásicos

 

CROQUETAS DE IDIÁZABAL

 

CHISTORRA DE LA REGIÓN

 

FRITOS DE PAMPLONA

 

Y ahora, pinchos sorprendentes, en los que no hay forma de recordar ni el nombre ni los ingredientes

 

 

DELICIA DE LA HUERTA

 

CRUJIENTE LANGOSTINO

 

SALCHICHA DE TORO

 

Y PARA CIERRE UNA BOMBA, QUE ALGUIEN BAUTIZÓ “BOOMVEJA”

 

 

¿Si algún amable lector, puede aclararme qué es?, yo sabré recompensarlo. Algo de oveja tiene seguro. ¿Queso? ¿Cordero lechal? ¿Ternasco? y ¿Qué le echa desde la jarrita? Es demasiado pa’l body diríamos en Argentina. Prefiero que me pongan unas pulgas de jamón.

 

SEMANA DEL PINCHO DE NAVARRA

 

 

La llegada de la primavera no solo trae las flores. Con ella llega también la Semana del Pincho de Navarra, un evento gastronómico en el que durante 10 días, una centena de bares de toda la región compite por elaborar, el mejor pincho de Alta Cocina.

 

TOSTADICA DE PULPO A LA GALLEGA de La Mandarra de la Ramos (c/ San Nicolás 9)

 

CHAMPIÑÓN RELLENO DE FOIE CUBIERTO DE ALI OLI del Bar Kiosko (Plaza del Castillo 14)

 

CALAMARES BRAVOS de la Mejillonería (c/ Navarrería 12)

 

TORTILLA CON JAMÓN Y ALI OLI del Iruñazarra  (c/ Mercaderes, 15)

 

TOSTA DE ATÚN ROJO del Bar Fitero (c/ Estafeta, 58)

 

CAPRICHO ESCOMBRO» del Bodegón Sarría (c/ Estafeta, 50)

 

 

 

MOSKOVITA» de la Hostería del Temple (c/ Curia 3)

 

RUTA DEL VINO EN NAVARRA

 

 

LOS PINCHOS Y LAS VERDURAS

 

 

NAVARRA ES UN PRIVILEGIO

 

 

 

Emilio R. Moya

 

Fuentes: Enlazadas en la nota

 

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital

@nodonorteok
NODO norte
Tienda Objetos Deco Deli Catas Eventos