ESTO NO ES UN SUEÑO, ESTO ES HISTORIA

ESTO NO ES UN SUEÑO, ESTO ES HISTORIA

 

 

Buenos días estimados lectores. A los argentinos se nos considera agrandados, mentirosos, chantas y poco creíbles en el mundo.

 

 

Circulan decenas de chistes en cada país al que nos toca llegar desde el clásico “el mejor negocio es comprar un argentino por lo que vale y venderlo por lo que él cree que vale”, hasta algunos de tono absolutamente discriminador.

 

 

La verdad es que mucho se debe a la conducta de algunos compatriotas, que han sabido tener la conducta necesaria, para hacernos quedar como la mona.

 

Los Chefs que hicieron Historia: Fernando Rámirez, Mauricio Ghiglione, Günter Moros, Agustín Kurán, Marcos Scorza, Sole Nardelli & Patricia Courtois

 

Así que cuando ocurre un hecho de la magnitud del que aconteció, el último domingo en la Quinta Dos Malvedos, no podemos dejar de regocijarnos.

 

 

Un grupo de hombres y mujeres, cocineros para más datos, de esos que emocionan y honran nuestro oficio, protagonizaron, una gesta que no dudo, algún día será leyenda.

 

Por los hechos en sí mismos, por el entorno que le dio marco, por la Bodega implicada y por la familia propietaria de la Bodega y de otras Bodegas de Portugal e Inglaterra.

 

 

Nunca antes, cocineros argentinos, habían sido convocados como únicos protagonistas para una celebración de una “bodega de Bandera” o “nave insignia” de una de las potencias históricas de la vitivinicultura europea.

 

 

Chefs franceses, británicos, españoles, algún italiano y algún americano, lo habían hecho antes. Pero que un grupo como Symington Family, le confiara la conmemoración de un almuerzo a 7 chefs argentinos, no tiene ningún antecedente que hayamos encontrado.

 

 

Y abre un camino para que nuestros cocineros, no solo sean exitosos a nivel personal con sus restaurantes, sino que logren consolidar su reputación como colectivo de talentos y productos únicos.

 

 

Ustedes, amables lectores, saben que cuanta más gente y más veces, una empresa tiene que realizar agasajos, más difícil es encontrar algo con que sorprender gratamente a los invitados.

Al cumplir 202 años, se imaginan que no hay lugar para errores, así que para que comprendan el valor de lo conseguido, les contamos toda la historia.

 

LA BODEGA  GRAHAM’S

 

 

Graham’s fue una de las primeras empresas en invertir en sus propios viñedos en el valle del Duero de Portugal en 1890 y ahora se encuentra a la vanguardia de la innovación en técnicas de vinificación.

Hoy, cinco primos de la familia Symington comparten la responsabilidad de todos los aspectos de la empresa y elaboran personalmente los vinos de Graham.

 

 

Symington Family Estates es uno de los principales productores mundiales de oporto premium, el principal propietario de viñedos en el valle del Duero y uno de los principales productores de vino portugueses.

Son los principales propietarios de viñedos en el Valle del Duero con 26 Quintas que cubren un total de 2.255 ha de las cuales 1.024 ha están bajo vid. El resto es principalmente matorral mediterráneo natural con algunos olivares y cítricos.

 

 

Su viñedo más grande es Quinta do Vesuvio en el Duero Superior con 133 ha, y el más pequeño es Quinta da Madalena de 7 ha en el valle de Rio Torto.

 

Quinta do Vesuvio

 

Todos sus viñedos se gestionan bajo una estricta política de intervención mínima y 112 ha son ecológicas, lo que las convierte en la mayor superficie de viñedo ecológico certificado del norte de Portugal.

El Duero es la mayor área de viñedos de montaña del mundo y un sitio del Patrimonio Mundial de la Unesco. Los viñedos están plantados en laderas con terrazas empinadas y gran parte del trabajo del viñedo se sigue haciendo a mano, una rareza cada vez mayor en las grandes regiones vitivinícolas del mundo.

Las vides autóctonas proporcionan bajos rendimientos de uvas de muy alta calidad, debido a su adaptación natural a su clima y suelos esquistosos de buen drenaje.

 

 

Muchos de los viñedos históricos de la región son propiedad de la familia, incluidos Vesuvio, Malvedos, Bomfim, Cavadinha, Senhora da Ribeira, Tua, Canais, Retiro, Ataíde y Roriz, este último con los Prats de Burdeos.

 

 

Es la única entre las bodegas históricas de Porto, en el que todos los miembros de la familia cultivan sus propios viñedos, junto con aquellos bajo la propiedad conjunta de la empresa familiar.

 

 

Los Symington son miembros de la Primum Familiae Vini, que agrupa a las once familias principales del mundo del vino, entre las que se encuentran Antinori, Drouhin, Egon Muller Scharzhof, Hugel, Jaboulet, Mouton Rothschild, Pol Roger, Sassicaia, Torres, y Vega Sicilia.

 

LOS DIEZ PRIMOS SYMINGTON

 

LA QUINTA DOS MALVEDOS

 

 

Quinta dos Malvedos ha sido la piedra angular de Graham’s Vintage Ports desde que fue adquirida en 1890. La propiedad tomó su nombre de los rápidos frente a la casa, conocidos como ‘os Malvedos’ , que existían allí antes de que el río Duero fuera represado en principios de la década de 1960.

 

 

La finca de 160 hectáreas está particularmente bien situada en una zona de transición de las  subregiones de Cima Corgo  a las  subregiones del Duero Superior  del Valle del Duero, que reúne lo mejor de ambas, disfruta de lluvias moderadas y abundante sol.

 

 

El viñedo está predominantemente orientado al sur y las amplias horas de luz solar proporcionan una maduración uniforme y completa de la uva, lo que da como resultado vinos muy equilibrados.

Malvedos todavía contiene grandes áreas de viñedo tradicional dispuestas en terrazas sostenidas por muros de piedra seca, construidos a mano en el siglo XVIII.

 

 

Los  viñedos en terrazas de piedra de Cardenhos  y  Port Arthur  , a diferencia de los otros viñedos de la propiedad, están orientados al noreste, este y oeste, dando a los vinos producidos a partir de esas uvas una identidad única.

 

 

La pequeña bodega de piedra en Quinta dos Malvedos se enfoca exclusivamente en producir los mejores oportos para Graham’s, recibiendo uvas de Malvedos y la vecina Quinta da Tua.

 

 

 

Este plan de construcción aprovechaba la gravedad para enviar el vino del  lagar  a las tinas de roble o castaño para su fortificación. El mismo principio básico se sigue hasta el día de hoy, aunque con algunas modificaciones modernas.

 

UN RECORRIDO DE SABORES MÁGICOS

 

 

El reconocido ensayista italiano Antonio Tabucchi, en su novela de 1994, Sostiene Pereyra, una verdadera declaración de amor a Portugal y su cultura, y en ella los olores y los sabores, no son meros elementos descriptivos.

Son esenciales para su obra literaria. Conocedor como nadie de la obra de Pessoa y de los portugueses, murió en Lisboa, muy joven a los 68 años, hace ya más de10, en 2012.

 

 

En la página 44 de dicha novela, en un diálogo entre Pereira y el joven Monteiro Rossi pone en boca de su personaje central:

… se vuole diventare un buon critico deve raffinare i suoi gusti, deve coltivarsi, deve imparare a conoscere i vini, i cibi, il mondo. E poi aggiunse: e la letteratura.

… si quiere ser un buen crítico tiene que refinar sus gustos, tiene que cultivarse, tiene que aprender de vinos, de comidas, del mundo. Y luego añadió: y la literatura.

Desde ya ponemos a disposición de cualquier medio, amigo o no el contenido de esta nota, porque nos sorprende no haberlo visto aún publicado.

 



 

 

 

Mauricio Ghiglione, Chef Propietario de Belos Aires, misionero de nacimiento, como nuestro amigo Günther Moros, aceptó el desafío y empezó a organizar, con su compatriota y comprovinciano un menú que reuniera tres tradiciones al menos, que después se enriquecieron cuando se sumaron nuevas manos.

 

 

Una bien de la selva, guaraní y natural, con productos llevados especialmente, desde mandioca, mate y flores confitadas hasta la corteza de yacaratiá, la madera comestible.

 

 

Otra, la tradición criolla de Asunción, que dio origen a gran parte de la cocina de nuestro litoral. Aportando el chipa y el mbejú, y los productos de las huertas campesinas.

 

 

La tercera, la de las carnes. Y nuestra vieja forma de la trashumancia, y de gauchos, criando  a pastos en las extensas llanuras de la pampa.

 

 

A eso se le sumaron los productos del mar, a los que está acostumbrado Mauricio por los años que lleva en Porto, recorriendo el puerto y los pescadores, y que aportó el sabor de Portugal, al menú.

 

 

Y el toque de las manos femeninas de las Chefs que se agregaron y el aporte de los Chefs, que fueron arribando de distintas ciudades de Europa.

 

 

 

 

 

El back-stage muestra algo que es propio de nuestra profesión, al menos entre los grandes: la ausencia total de egoísmo a la hora del servicio. Y después del servicio.

 

 

La camaradería, el disfrutar el hacer. El no tener la más mínima idea de la trascendencia de lo hecho, porque lo único que les preocupaba en ese momento, era ayudar al compañero, para que su momento saliera perfecto.

 

 

Estimados lectores, recuerden bien esta fecha: 19 de junio de 2022. La primera vez que Quinta dos Malvedos recibió visitantes en un almuerzo. Cocinaron Manos Argentinas. Con el tiempo será una leyenda de esas que se cuentan en el Mundo del Vino.

 

 

La leyenda de los siete chefs argentinos y argentinas que estuvieron en el corazón de Porto, cocinando para los Symington de la Primum Familiae Vini.  Y fueron largamente aplaudidos por el público más exigente del Viejo Continente.

 

Para cerrar como la nota como lo merece “Abril en Portugal”

 

 

 

Emilio R. Moya

 

Fuentes: citadas y enlazadas en la nota

 

 

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital

@nodonorteok
NODO norte
Tienda Objetos Deco Deli Catas Eventos