EL FRACASO DE LIONEL MESSI

 

UNA HISTORIA CON MORALEJA

 

 

Buenos días estimados lectores. Los eruditos islámicos consideran el destino, como un secreto que solo se puede conocer, a través de Allah. Para ellos, la mente humana limitada con el tiempo y espacio, no tiene la habilidad de conocerlo, y no es posible resolver el tema del destino.

 

 

El Profeta Mahoma, advirtió a su sahaba, las personas que lo conocieron y escucharon, que no  sería apropiado discutir el tema del destino. La tradición islámica se basa en la conciencia, de que lo bueno que sucede viene de Allah. Pero lo malo que sucede, viene de nosotros mismos.

 

 

En gastronomía, sin embargo, las cosas bien hechas y bien planificadas, no siempre se coronan con el éxito. Esto es fácilmente comprobable con los restaurantes.

 

 

El fenómeno de un restaurante exitoso, no siempre va de la mano, con los esfuerzos o recursos invertidos, sino con un intangible al que podríamos llamar, en principio, la magia del lugar.

 

 

Por eso es habitual, en una zona llena de restaurantes, que cinco estén repletos a toda hora, y uno tenga que cerrar sus puertas, al cabo de dos o tres años.

 

 

No necesariamente por malas praxis o carencias, sino porque a pesar de tener todo, y hasta de estar lleno, no consigue imponerse como la primera opción, a la hora de consolidar una clientela.

 

 

Y en nuestra nota de hoy, en modo mundial, e inspirados por el resonante triunfo del equipo saudí sobre la gran favorita, Argentina, les contaremos una historia que ejemplifica el peso de la Magia.

 

BELLAVISTA DEL JARDÍN DEL NORTE

 

 

Nuestra historia de hoy, no transcurre en la lejana Arabia, ni en tiempos de Mahoma. Muy por el contrario, sucedió en la cercana Barcelona, entre los años 2016 y 2018, y es la crónica de un fracaso imposible, de no haber sido, un acontecimiento real.

 

 

Al ser un fenómeno bien contemporáneo, disponemos en nuestra videoteca, de toda la historia en videos. Y les va a permitir, queridos lectores, vivirla en tiempo real, tal como aconteció.

 

 

Se trata del mejor ejemplo que se puede encontrar, sobre cómo no existe explicación racional, para dar cuenta del fracaso de un restaurante.

 

 

En este caso, Bellavista del Jardín del Norte, un elefante blanco, propiedad de Lionel Messi, que abrió sus puerta en Enric Granados, 86, a diez minutos del Camp Nou en 2016, casi por sorpresa.

 

 

Su moderno espacio interior, tenía mil metros cuadrados, más otros mil de jardín, y fue resultado de la alianza empresarial de los Messi con los restauradores Juan Carlos, Borja y Pedro Iglesias, una de las familias más influyentes en el ámbito de la restauración en Barcelona.

 

 

Su sello estaba en restaurantes de moda como el Rías de Galicia o Espai Kru, además de ser socios de los hermanos Ferran y Albert Adrià, en otros como Tickets, 41º, Pakta, Bodega 1900, Niño Viejo o el Hoja Santa.

 

 

Los arquitectos Oliver Franz Schmidt, Natali Canas del Pozo y Lucas Echeveste Lacy, fueron sus diseñadores. Los tres profesionales forman el estudio El Equipo Creativo, con base en Barcelona y especializado en el diseño de espacios para la gastronomía, así como espacios de marca y comerciales.

 

 

El costo de la apertura fue de dos millones y medio de euros, y contó con los mejores sponsors que se podían tener asociados, en aquel año.

 

 

¿Por qué debió cerrar a sólo dos años de su apertura? No existe ninguna explicación racional, salvo el destino. Es hora, amables lectores, que comiencen a ver nuestro video-informe, dividido en partes ordenadas.

 

MAKING-OFF, HACEDORES Y SPONSORS

 

 

LANZAMIENTO EN LAS REDES SOCIALES

 

LA APP

 

 

LA REUNIÓN DE INSTAGRAMERS

 

 

PORTFOLIO PARA PRENSA Y MEDIA KIT

 

 

PRESENTACIÓN DEL CHEF Y LA COCINA

 

 

PRESENTACIONES INDIVIDUALES A LA CRÍTICA

 

 

PRESENTACIÓN DEL SERVICIO DE BEBIDAS

 

 

DIFUSIÓN DE LA LABOR DE COCINA

 

 

 

EXPLOTACIÓN DE USOS MÚLTIPLES

 

LA DEL AGENDA OTOÑO DE 2017

 

 

CONCURSO DE AJEDREZ

 

 

EXPERIENCIAS SENSORIALES

 

 

EL CIERRE DEFINITIVO

 

El chef Rafa Morales

 

El 18 de octubre de 2018, El Confidencial publicaba lo siguiente:

“No hace ni un mes que organizaron uno de sus últimos saraos: el 15 de septiembre se celebró una sesión de magia gratuita para los clientes. El restaurante barcelonés Bellavista del Jardín del Norte, participado por el Grup Iglesias y los hermanos Messi, intentaba evitar lo inevitable.

Hasta el último día ha habido algún ‘evento’, desde catas de vino hasta encuentros. Han sido dos años de vida casi agónicos y al final han tenido que echar el cierre.

Desde el Grupo Iglesias se admite que no ha funcionado, aunque señalan que “el establecimiento ha venido recibiendo múltiples solicitudes para albergar actividades y actos privados, tales como eventos de empresa y celebraciones particulares”, algo a lo que se dedica el Jardín.

El compromiso y la implicación de los Messi, tanto Rodrigo como Leo, con el negocio, ha sido importante. No solo han colgado fotografías de ellos comiendo, o cenando con familia y amigos en el local, sino que era la primera piedra de un negocio que esperaban tuviera futuro e ‘hijos’.

 

TODO SE HIZO DE PRIMERA

 

Ostras con gazpacho de cerezas y perlas de merlot

 

El diseño del local, a cargo de El Equipo Creativo, fue excelente. Un toque personal de los Messi, que pretendían que el restaurante pareciera un pueblito. Y así era.

La comida nunca fallaba, algo que sucede con todos los locales del Grupo Iglesias, uno de los grupos de restauración más potentes de España.

La ubicación era pronóstico de éxito seguro: la calle Enrique Granados es una de las más solicitadas, del centro de Barcelona, y sus locales están siempre repletos. Menos el restaurante de los Messi.

 

Tiradito de pescado blanco

 

Y eso que la relación calidad-precios, era de las mejores de la zona, incluyendo múltiples opciones a precios populares. Como la milanesa napolitana a caballo, el plato preferido de Lionel, que se vendía a 10,50 euros.

Juan Carlos Iglesias, uno de los socios del grupo que lleva su nombre, en declaraciones a La Vanguardia, atribuyó la crisis del negocio, a varios factores:

“La turismofobia, la crisis, los atentados, el aumento brutal de la inseguridad ciudadana, la política… El problema es cuando todo eso se convierte en una tendencia”.

Lo único concreto, es que debió cerrar sus puertas, tan sorpresivamente para el público, como cuando las abrió.

 

LA MORALEJA DE LA HISTORIA

En el fondo, queridos lectores, el éxito en gastronomía, es el producto de múltiples factores, uno de los cuales, no tiene nada de racional. Y esa es la Magia de los restaurantes.

Por suerte para los Messi, no dependían del negocio, para vivir o pagar sus cuentas. Y tienen la suficiente espalda financiera, como para recordarlo, sin sobresaltos.

Porque el Éxito es un impostor, que a veces se viste de gala, y otras de overall. Por esos raros designios del Destino, no siempre llama a la puerta, o envía en su lugar, al Fracaso.

 

 

 

 

Emilio R. Moya

 

 

 

Fuentes: citadas y enlazadas en la nota

 

 

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital

@nodonorteok
NODO norte
Tienda Objetos Deco Deli Catas Eventos