¿CÓMO CELEBRAR EL AÑO NUEVO CHINO?

 

EL AÑO DEL CONEJO DE AGUA

 

 

Buenos días estimados lectores. El Año Nuevo Chino, o Fiesta de la Primavera, es una festividad que cada vez toma más fuerza en Argentina, y en otras partes del mundo, aunque no siempre se conoce su significado, ni cómo celebrarlo de forma tradicional.

 

 

Dos mil veintitrés, es un año de Conejo, que comienza el 22 de enero de 2023, y termina el 9 de febrero de 2024. El signo del Conejo es un símbolo de longevidad, paz y prosperidad en la cultura china, y todos esperamos, que sea un año de esperanza.

 

 

Los signos del horóscopo chinos están determinados por el calendario lunar chino, y la fecha del Año Nuevo Chino se cambia cada año, en el período del 21 de enero al 20 de febrero.

 

 

¿Qué significa esto? Es sencillo, si tomamos por ejemplo el año 1999, el Año del Conejo de Tierra llegó el 16 de febrero. Si usted, amable lector, nació después del 16 de febrero, entonces su horóscopo chino es Conejo. Sin embargo, si nació después del 1 de enero y antes del 16 de febrero, entonces es un Tigre, del signo anterior.

 

 

Así que si usted nació entre el 1 de enero, y el 20 de febrero de cualquier año, no necesariamente va a ser del signo animal, que identifica a su año. Es preciso entonces, revisar exactamente, cuando comenzó el año nuevo lunar, el año exacto en que usted nació.

 

 

Lo primero entonces, es que si usted nació en ese período del año, revise este dato, antes de leer las características del signo.

 

En términos más precisos, y en relación al año nuevo que se inicia: si usted nació en 1927, 1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999, o 2011, no deje que le vendan conejo por tigre.

 

 

LA IMPORTANCIA DEL AÑO NUEVO

 

 

Esta  celebración, es la más importante de las fiestas tradicionales chinas. Una fecha que marca un periodo de agradecimiento, por el año que se va, y de alegría e ilusión, por el que comienza.

 

 

Normalmente los habitantes de toda China, toman al menos una semana de vacaciones, para visitar a sus familiares y pasar tiempo con ellos. Es un periodo de festejos, y de mucha comida, pero también de reflexión, de reencuentros, y de practicar una serie de rituales, que se han acumulado en esta tradición de cinco mil años.

 

 

La gente limpia sus casas con escobas viejas, que luego se tiran a la basura, para barrer al año viejo, simbolizando el cambio de ciclo. Esto se hace días antes del Año Nuevo, ya que tradicionalmente no se limpia, ni se cocina, durante la Fiesta de la Primavera.

 

 

Normalmente los niños reciben dinero en un sobre rojo por parte de sus padres. No tiene que ser una gran cantidad, sino algo simbólico. Incluso los abuelos, también dan dinero a los jóvenes.

 

 

 

Las personas cuelgan carteles rojos con versos poéticos en sus puertas, y se cocinan durante los días previos, los platos típicos de China, en variedades y cantidades exageradas, para compartir en familia.

 

 

 

 

 

 

NI CHINOS, NI CHANTAS

 

 

Queridos lectores, no somos chinos, y no somos chantas, respetamos mucho las tradiciones, y consideramos una verdadera herejía, que no sean chinos, quiénes los ilustren sobre todo los rituales del año nuevo.

 

 

Ciertamente nos apasiona la cocina asiática, el más impresionante repertorio de platos, que haya legado un pueblo a la humanidad.

 

 

Hemos elegido, cuatro videos, de los mejores y más claros que se han filmado, para que de la mano de auténticos miembros de la comunidad china en el mundo, conozcan cómo prepararse, qué hacer, qué  comer, cuándo y cómo comerlo, y cómo prepararlo.

Si quieren conocer los detalles de la celebración, de primera mano, éste es el momento.

 

 

 

 

 

 

 

LAS NARANJAS Y MANDARINAS

 

 

Estos dos cítricos están relacionados con la buena fortuna, y la abundancia que no deben de faltar en la mesa, y se utilizan para preparar el siguiente ritual.

 

INGREDIENTES

 

 

Sieeta Naranjas o Mandarinas

Un Frutero

Un Marcador

 

 

El Símbolo Fú, que representa felicidad, prosperidad y abundancia.

 

PROCEDIMIENTO

 

 

El número siete representa cada uno de los días de la semana, al realiza este ritual durante el inicio del Año Nuevo Chino, el objetivo es llenarse de energía en cada día de la semana.

Con el marcador se escribe sobre la cáscara de cada naranja, el símbolo de Fú, ( 福 ) que representa la felicidad. Cuando estén listas las siete frutas, se deben intencionar, es decir, tomar una que corresponda al lunes, y antes de colocarla en el frutero, repetir algunas palabras, por ejemplo: “que reciba prosperidad, abundancia y buena fortuna, en cada lunes de este año”.

Luego se coloca en el frutero,  y se sigue con la siguiente fruta que corresponda al martes, al miércoles…y así sucesivamente hasta terminar toda la semana.

 

 

Luego se irán comiendo, día a día, durante toda la semana que siga a la cena de año nuevo.

 

¿CÓMO SON LOS CONEJOS?

 

 

Para cerrar esta nota, y ya que se inicia el Año del Conejo de Agua, una breve descripción de las características principales de este signo.

Los Conejos, y en esto claramente no hacemos distinciones de género, ni de roles, ya que las almas carecen de dichos atributos, son sinceros con todo lo que hacen, y solo piden que los traten de la misma manera.

 

 

Para los extraños, la amabilidad del Conejo, puede ser interpretada como debilidad. Pero la personalidad tranquila del Conejo, esconde su confianza y su fortaleza. Se están moviendo constantemente hacia su objetivo, sin importar las malas vibraciones, que lleguen desde el exterior.

 

 

Con sus habilidades de razonamiento, y atención al detalle, son excelentes en sus profesiones, oficios o trabajos. Aunque son sumamente sociables, y dotados de un aura muy atractiva, les resulta difícil abrirse a los demás, y a menudo huyen, al primer signo que los sobresalte.

 

 

A pesar de ser conservadores, y cuidadosos de sus acciones, la vida simple y rutinaria, no va con su estilo. Necesitan sorpresas, cada cierto tiempo, para sentirse vivos. Son extremadamente difíciles de encasillar, en ningún molde. Les encanta organizar, decorar y estar atentos a cada detalle de la casa, pero esto no significa que les guste ser responsables del hogar.

 

 

Y en al amor, son categóricos: establecen una clara diferencia entre a quién aman y a quién no. Y rara vez pasan esa línea. Pero si aman a alguien, lo hacen con determinación, poniendo todo en la relación, aunque creen saber, o saben por experiencia, que cuanto más profundizan una relación, más daño pueden sufrir.

 

 

 

Emilio R. Moya

 

 

Fuentes: citadas y enlazadas en la nota

 

 

 

Oscar Tarrío

Director Periodístico Chefs 4 Estaciones en Chefs 4 Estaciones / Ex Editorial Diario La Capital

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

NODO norte

Un suplemento del Diario La Capital

@nodonorteok
NODO norte
Tienda Objetos Deco Deli Catas Eventos